El Salud Tenerife logra el ascenso a la Liga Guerreras Iberdrola

El Salud Tenerife vence en el último y definitivo partido al Handbol Sant Quirze (40:26) y logra, ante su afición, el ascenso a la máxima categoría del balonmano femenino.

Santa Cruz de Tenerife ha acogido este fin de semana la fase de ascenso a Liga Guerreras Iberdrola, en la que los cuatro equipos clasificados desde las eliminatorias previas han luchado por la única plaza que daba acceso a participar la próxima temporada en la máxima categoría del balonmano femenino español.

Salud Tenerife, Vino Doña Berenguela Bolaños, Handbol Sant Quirze y Logroño Sporting La Rioja peleaban durante tres apasionantes jornadas por un premio histórico para cualquiera de los cuatro equipos. Sin embargo, tan solo canarias y catalanas iban a llegar a la última jornada con posibilidades matemáticas de ascender.

Una situación a la que se llegaba este domingo gracias a las victorias del Salud Tenerife ante el Vino Doña Berenguela Bolaños (25:19) y Logroño Sporting La Rioja (32:26); y del Handbol Sant Quirze también ante las manchegas (25:29) y las riojanas (25:20). Una auténtica final por ascender a la Liga Guerreras Iberdrola entre los dos mejores conjuntos de esta fase de ascenso.

Antes de conocer qué equipo iba a convertirse en nuevo miembro de la máxima categoría, Vino Doña Berenguela Bolaños cerraba un sobresaliente curso con una tercera posición final, fruto de su victoria en la última jornada ante el Logroño Sporting La Rioja (26:30). Por parte del conjunto riojano, la brasileña Danielle de Sousa se erigía como máxima goleadora de la fase de ascenso, con 31 goles -14 de ellos en este último partido-.

Con un Pabellón Municipal del Barrio de la Salud abarrotado de aficionados tinerfeños, canarias y catalanas se disputaban en 60 minutos estar toda una temporada en la Liga Guerreras Iberdrola. Handbol Sant Quirze golpeaba primero, endosando un parcial inicial de 1:3; sin embargo, ese iba a ser el único momento del choque en el que el conjunto de Dolores Martín iría por delante en el electrónico.

Del 2:4 favorable al conjunto catalán se pasaba, en cuestión de 12 minutos, al 12:6 a favor del Salud Tenerife: un parcial de 10:2 con el que el público local estallaba de júbilo, llevando en volandas a sus jugadoras. Las de Octavio Pérez disfrutaban sobre el 40×20 tinerfeño, lideradas por Armina Isic, Adriana Chelaru y Katarina Bojicic, un tridente imposible de parar por el Handbol Sant Quirze, que veía como con el paso de los minutos la brecha se abría más y más. Al descanso, nueve de ventaja para las locales (19:10) y, sobre todo, la sensación de que el ascenso ya no se les iba a escapar.

Por si quedaba algún atisbo de duda, Salud Tenerife salía de vestuarios de nuevo enchufado, con la confianza que da jugar ante tu público y con una renta que ofrece muchas garantías de éxito. Las tinerfeñas llegaban a doblar en el marcador (24:12) al Handbol Sant Quirze, que lograba frenar en los minutos posteriores esa dinámica negativa a través de los goles de Remei Prat y Marta Barbeito.

Octavio Pérez decidía dar minutos a todas sus jugadoras como premio a la fase de ascenso y a la temporada realizada, y la renta se mantenía en torno a los 10 goles con el paso de los parciales. Aficionados y jugadoras descontaban los minutos para poder gritar que ascendían a la máxima categoría del balonmano femenino español, el segundo equipo canario en lograrlo junto con el campeón Rocasa Gran Canaria.

Festival goleador tinerfeño en los últimos minutos, consiguiendo alcanzar la barrera de los 40 goles y aumentando aún más la ventaja en el marcador. Con el pitido final, la fiesta se adueñaba del Pabellón Municipal del Barrio de la Salud. El Salud Tenerife se convertía en nuevo equipo de Liga Guerreras Iberdrola gracias a su incontestable triunfo ante un Handbol Sant Quirze (40:26) que, a pesar del varapalo final, realizaba un año casi perfecto con una plantilla muy joven.

UA-51769917-20